El Ayuntamiento inicia en los próximos días la obra del ascensor para mejorar la accesibilidad

El Ayuntamiento de Atarfe iniciará en los próximos días la obra de reforma de su edificio principal para instalar un ascensor entre las dos plantas que permita el acceso a las personas con discapacidad o movilidad reducida.

El edificio que alberga el Ayuntamiento de Atarfe carece de las condiciones mínimas de accesibilidad universal exigibles según la normativa vigente. Para acabar con esta situación, el equipo de gobierno ha decidido emprender una primera actuación consistente en la instalación de un ascensor accesible que salve la diferencia de altura entre las dos plantas que lo componen.

El alcalde Francisco Rodríguez Quesada ha explicado que la ley obliga a las administraciones a “dar ejemplo y eliminar las barreras arquitectónicas”. “La instalación de un ascensor siempre ha sido una de nuestras prioridades. Todos, sin excepción, podemos tener problemas de accesibilidad en algún momento de nuestras vidas con independencia de nuestra autonomía o movilidad personal”.

Rodríguez Quesada se ha referido al esfuerzo que se ha realizado en los tres últimos años para mejorar la accesibilidad en calles y dependencias públicas (Centro Cultural Medina Elvira, Centro Ocupacional y centros escolares) pese a las restricciones económicas.

La actuación obligará a trasladar de forma temporal determinadas áreas municipales al edificio de Servicios Sociales de la Plaza de Abastos, incluidos los despachos de los grupos municipales.

La reforma permitirá unificar los desniveles que existen en la planta primera y redistribuir el espacio de la zona de espera y la secretaría de Alcaldía. También será necesario subir la cota del salón de plenos y remodelar las oficinas de la Policía Local y el área de Urbanismo, tratando de ganar superficie útil para el desempeño de las tareas que realizan los trabajadores.

Comparte este Contenido