Comunicado del ayuntamiento de atarfe ante una emanación de agua ácida en un camino del polígono los álamos junto a fertisac

El pasado jueves día 27 de Agosto, la empresa Aguasvira avisó  al Ayuntamiento de Atarfe  que  al ir a reparar una avería detectada en la red de abastecimiento del Polígono de los Álamos y abrir una cata, los operarios  encontraron un agua burbujeante  e hirviendo que emanaba del suelo.  Analizado el ph del  agua dio valores menores de 1, que significa una altísima proporción de ácidos mezclados con el agua, extremadamente peligrosa.         

Ante la gravedad de los hechos, Aguasvira anuló el abastecimiento de la zona y el Ayuntamiento avisó inmediatamente al Seprona, Confederación Hidrográfica y Medioambiente.

Durante toda la mañana del viernes los agentes del Seprona, de Confederación y de Medioambiente tomaron muestras del agua que afluía en las catas en el camino, la acequia cercana y en el interior de la empresa de abonos Fertisac,  comprobando una severa acidez del agua, a pesar de que, como informó  la propia empresa de abonos no había notado nada extraordinario. Fertisac informó, también, que  al enterarse del incidente, había activado un protocolo de emergencia y había estado vertiendo agua potable para rebajar la acidez en la acequia. Al final de la mañana se levantó  acta de las actuaciones de inspección realizadas por el Seprona, Confederación, Medioambiente y se han enviado las muestras al laboratorio.

A instancias de los Responsables de Medioambiente, como medida de prevención, el Ayuntamiento de Atarfe ha avisado a los vecinos cercanos a la emanación y ha tomado muestras de agua de los pozos particulares próximos para confirmar que el vertido no hubiera afectado a los mismos. Tras la medida de su ph, parecen estar en las medidas aceptables. Por otra parte, la empresa detuvo el proceso de producción y asumió el tratamiento de las aguas residuales en la acequia con carbonatos. Medioambiente pidió a Confederación que estableciera un control de las acequias que vierten al río, para impedir cualquier vertido al mismo.

El Ayuntamiento de Atarfe consciente de la gravedad del suceso solicitará a la Consejería de Medioambiente que investigue la causa de la emanación del agua ácida, esclarezca los hechos y exija responsabilidades de todo orden a los causantes de un incidente que, de no haberse detectado a tiempo, podría haber tenido graves consecuencias sobre la salud e integridad de las personas. Asimismo, tras la comunicación a la  Subdelegación del Gobierno (competente en el tema de aguas) se prevé la celebración de una  reunión para estudiar el caso e impulsar las medidas pertinentes que impidan la repetición de sucesos como éste.

Por último,  el Ayuntamiento, se reserva el derecho, como institución que debe de velar por el interés de los ciudadanos de Atarfe, de emprender todas aquellas acciones legales  que se deriven de las actuaciones en marcha.
 
 
 

Comparte este Contenido